El perito judicial y su importancia en el sector inmobiliario

El perito judicial inmobiliario es una de las figuras más importantes dentro del sector inmobiliario, pero existen diversas dudas acerca de las funciones que llevan a cabo que se responderán a continuación.

¿En qué consiste la figura del perito inmobiliario judicial?

Un perito judicial inmobiliario es el encargado y responsable de llevar a cabo acciones inmobiliario en el ámbito de la jurisprudencia. Es un técnico cualificado para responder a las cuestiones que rodean a todo tipo de inmuebles.

Un ejemplo de su trabajo es notificar a la institución judicial aspectos controvertidos que se encuentran bajo dictamen con el objetivo de informar a los responsables judiciales sobre el caso en concreto.

¿Qué puntos componen un informe pericial inmobiliario?

Un informe pericial inmobiliario no está obligado a cumplir un formato preestablecido ni a aportar una información en concreto. A pesar de ello, en la mayoría de los informes se exponen varios datos que se consideran los más relevantes del informe.

En primer lugar, la razón por la que se lleva a cabo el informe; quién es el emisor de dicho informe; características y peculiaridades del inmueble expuesto; cuál es el método que se ha realizado; y, por último, un estudio sobre las conclusiones obtenidas y sobre las sugerencias de las medidas a implantar.

Debido a que el informe va dirigido a personas que desconocen el funcionamiento del sector, el emisor debe exponer si es necesario una serie de aclaraciones sobre los puntos más técnicos del texto.

Es habitual que el informe tenga que ser presentado en un juicio oral por el perito. En estos casos, el autor del informe aprobará la veracidad del contenido del escrito al encontrarse bajo juramento.

Funciones a desarrollar por el perito judicial

Un perito judicial tiene una larga lista de acciones que debe desempeñar en la ejecución de su trabajo. Entre ellas, destacan:

  • Participan en procedimientos mercantiles siempre y cuando el objeto activo sea un tipo de propiedad y cuando se trate de deudas.
  • En separaciones conyugales, se encargan del reparto de los inmuebles que posea la pareja.
  • Litigios en relación con la venta y la compra de inmuebles.
  • En herencias, el perito actúa en la valoración de las propiedades que van a ser heredadas a los destinatarios.
  • Sin embargo, la función más habitual es tasar inmuebles.

En cuanto a la tasación de inmuebles, a partir de las valoraciones realizadas en el mercado inmobiliario, el perito llevará a cabo la evaluación del inmueble estudiado. Entre los aspectos a analizar destacan el estado en el que se encuentra la propiedad, su localización y otras peculiaridades que influirán positiva o negativamente en el valor de ella.

Requisitos que debe cumplir un perito judicial

Los requisitos que debe cumplir cualquier persona interesada en ser perito judicial son los siguientes.

Poseer estudios oficiales sobre la materia (titulación), haber realizado cursos destinados a las funciones del peritaje; contar con las habilidades y la experiencia requerida; en algunos casos, aprobar las pruebas a las que a veces son sometidos; y pertenecer a un colegiado obligatoriamente para registrar la información pública.

Las ventajas de pertenecer a un colegiado

A nivel nacional, existen numerosos colegios de peritos que actúan a lo largo y ancho del país. El Colegio de Agentes de Propiedad Inmobiliaria (COAPI) o la Asociación Judicial Nacional de Peritos son algunos de los colegios más importantes en España.

Todo aquel perito que pertenezca a un colegiado disfruta y aporta varios aspectos positivos tanto a la agencia inmobiliaria en la que se encuentra así como para los clientes. En cuanto a los últimos, se avala a los clientes que la labor del perito se llevará a cabo con la mayor seguridad y eficacia posible.

En suma, el perito se aprovechará de las numerosas ventajas que le ofrece pertenecer a un colegio que aumentará el valor de su trabajo. Entre las ventajas resaltan:

  • Obtener una continua formación en la materia
  • Se incrementará la confianza transmitida al público, aumentando el número de clientes del perito.
  • Acceso completo al registro público.

Pasos a seguir para ser perito judicial inmobiliario

Previamente a cualquier formación añadida, el usuario interesado tiene que poseer obligatoriamente una titulación oficial que garantice su formación en las labores a desempeñar como perito. Así lo dictamina la Ley de Enjuiciamiento Civil en su artículo 340.

“Los peritos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. Si se tratare de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, habrán de ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias”

Si se carece de un certificado oficial de formación de peritaje, existe la posibilidad de obtener otro tipo de formación que avale sus conocimientos. Tras acreditarlos con los estudios necesarios, se aconseja que se complete estos estudios con cursos extras más específicos.

Las diferentes titulaciones que garantiza los requisitos mínimos para desempañar las funciones de perito son: criminología, arquitectura, derecho e ingeniería.

Posteriormente a los estudios, el usuario tiene que inscribirse obligatoriamente en alguno de los registros públicos para ofrecer sus datos como perito. Para ello, tendrá que inscribirse en alguno de los colegiados pertenecientes a la Comunidad Autónoma o al Ministerio de Interior como método de demostrar su profesionalidad. En suma, tal y como estipula el artículo 335 en su segundo apartado, el perito responsable de realizar el dictamen tendrá que prometer previamente o jurar la veracidad de sus argumentos.

Sin embargo, tanto la experiencia en el sector como los estudios obtenidos no garantizan el acceso a un puesto como perito, ya que en algunos casos, deben realizar una prueba a modo de examen. Actualmente, estas pruebas se están actualizando continuamente.

Resumen

Un perito judicial inmobiliario es necesario para la agencia inmobiliaria en todo lo que concierte a la tasación de los inmuebles. Para ello, el perito debe cumplir con todos los requisitos que dictamina la ley de Enjuiciamiento Civil.

La experiencia es otro aspecto importante que se valuará del perito en cuestión, ya que una amplia y correcta experiencia aporta confianza, profesionalidad y garantía de seguridad a la propiedad inmobiliaria y a los clientes.

Para cumplir con todos los requisitos, ampliar la formación y acceder a numerosos cursos sobre peritaje, la Asociación Judicial Nacional de Peritos ofrece una amplia diversidad de cursos de formación de numerosas especialidades relacionadas con el sector inmobiliario.

Comparte...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email