Con la construcción sostenible no necesitarás un comparador de luz, te contamos por qué.

Con la construcción sostenible no necesitarás un comparador de luz, te contamos por qué

Descubre por qué con la construcción sostenible no necesitarás un comparador de luz y todos sus secretos.

¿Sabías que gracias a la arquitectura sostenible no tendrás que preocuparte más por tu factura de electricidad? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

¿Qué es un comparador de luz?

A la hora exacta en la que empezamos a escribir estas líneas el precio de la electricidad se marca a 180 euros el megavatio hora, por lo que ya se han batido todos los récords posibles. Los medios de comunicación no hablan de otra cosa y los consumidores se echan las manos a la cabeza. ¿Qué es lo que está pasando? Parece que todo el continente europeo está sufriendo el mismo fenómeno a causa de la subida del precio de gas. Las razones son varias. Uno de ellos es que la pandemia de coronavirus ha creado un desajuste entre la oferta y la demanda a causa del parón económico. Otra es que el incremento del bono de CO2 se ha duplicado, y los productores de esta energía deben pagar este impuesto medio ambiente y luego lo cargan sobre los costes de generación en los recibos. Sin embargo, algunos sectores apuntan a que las reservas de gas natural de Rusia o Algeria están en su pico de producción y se acercan a su fin, por lo tanto, cada vez habrá más demanda que oferta, explican desde Companias-de-luz.com.

Como la electricidad se genera en parte con centrales de ciclo combinado de gas y esta energía marca el precio en los mercados marginalistas, esta subida ha tenido un gran impacto en la subasta del mercado mayorista de electricidad, aunque desde las asociaciones de consumidores apuntan a las eléctricas y a la falta de competitividad en la generación de energía (tan solo tres grandes empresas producen el 90% de la electricidad).

En cualquier caso los consumidores se ven abocados a utilizar el comparador de luz para ahorrar en sus facturas. Este comparador de tarifas de luz, como el que ofrece gratuitamente Companias-de-luz.com, nos ayuda encontrar las tarifas más baratas. No obstante, podemos prescindir de él si hacemos que nuestra casa sea más sostenible. ¿Cómo se consigue esto?

La construcción sostenible

Desde Companias-de-luz.com nos dan las claves para entender cómo debe ser una construcción para ser sostenible:

  • Deben estar orientadas estratégicamente para aprovechar la máxima cantidad de luz en invierno y dar la espalda al sol en verano, para evitar el uso excesivo de climatización.
  • Las construcciones sostenibles preveen un espacio para la instalación de placas fotovoltaicas que permiten obtener energía solar de forma limpia y renovable, para cubrir todas las necesidades del inmueble gracias al autoconsumo energético.
  • Los jardines verticales son regulador natural de la temperatura ambiente y humedad, mejorando la calidad del aire. Además, amortiguan el nivel de ruido y tienen propiedades de aislamiento térmico y acústico.
  • Las instalaciones y equipos eléctricos dentro de cualquier inmueble repercuten significativamente en el nivel de consumo eléctrico mensual. Por tanto, hoy en día los edificios más eficientes recurren a la iluminación LED, capaz de reducir hasta en un 80% el consumo de luz.
  • Los sistemas de climatización eficientes como recursos como los suelos radiantes minimizan al máximo el gasto energético mensual durante los meses con temperaturas extremas. Se trata de una técnica más ecológica que reduce significativamente el gasto energético de electricidad y gas natural.
  • Mediante la aplicación de técnicas se puede eliminar de manera eficaz la presencia de puentes térmicos en diversos puntos de la vivienda. También los materiales utilizados durante la construcción del edificio afectan significativamente al nivel de gasto futuro.

¿Te han parecido útiles estos consejos? Te invitamos a leer el siguiente artículo para seguir aprendiendo sobre este tema.

Comparte...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email